Català Castellano

El desarrollo humano integral

Por Domènec Melé i Josep M. Castellà
Publicado el 10 de junio de 2011

Comentarios interdisciplinares a la encíclica Caritas in veritate de Benedicto XVI

Domènec Melé y Josep Mª Castellà (ed.)
Ed. Iter
Barcelona 2010
369 pág.
“La caridad en la verdad (...) es la principal fuerza impulsora del auténtico desarrollo de cada persona y de toda la humanidad”. Con estas palabras comienza Benedicto XVI su primera encíclica social publicada el 29 de junio de 2009. Caridad y verdad se nos proponen como motores inseparables para humanizar la política, la economía y las relaciones sociales. En este documento desea poner de relieve que la denominada “cuestión social”, también en la época de la globalización y del desarrollo tecnológico imparable, es fundamentalmente una cuestión antropológica integral. Los problemas sociales, morales, políticos y culturales que se plantean en nuestro tiempo giran en torno a la cuestión siempre necesaria de quién es el hombre, sujeto agente –que actúa– y paciente –que, en no pocas ocasiones, padece– este desarrollo. Esta encíclica, como las anteriores de temática social, invita a la reflexión no sólo a los cristianos sino a todos los hombres que desean contribuir a un verdadero progreso de la humanidad, que no se limita a lo económico o científico.

El título, El desarrollo humano integral, resume de forma clara la idea reiterada por el Papa a lo largo de la encíclica sobre cómo ha de ser el desarrollo para que pueda satisfacer las necesidades y aspiraciones de todas las personas de todos los pueblos.

Los autores de este trabajo interdisciplinar tratan de profundizar en el contenido de la encíclica desde diversos ángulos: teólogos, filósofos, juristas, economistas y expertos en dirección de empresas; en total, veinte profesores de diversas universidades catalanas.

La interdisciplinariedad ha sido crucial en la presente obra. Como señala el propio Papa en la encíclica, “teniendo en cuenta la complejidad de los problemas, es obvio que las diferentes disciplinas deben colaborar en una interdisciplinariedad ordenada” (CV, n. 30).

La crisis moral, cultural y económica de nuestro tiempo, la globalización, el medio ambiente, la necesidad de una ética universal, la sugerencia de repensar la actividad económica y de la empresa, son algunos temas de este volumen.

El libro reúne breves ensayos sobre los temas tratados por Benedicto XVI, agrupados en tres bloques: las claves antropológicas y éticas del desarrollo humano integral, el entorno social, político y jurídico para dicho desarrollo y, por último, el papel de la empresa y de la economía en el desarrollo humano integral.

El objetivo de esta obra es ayudar a descubrir, reflexionar o profundizar en algunos mensajes de la encíclica, especialmente relevantes desde una perspectiva ético-social, y con especial énfasis en el desarrollo humano integral en nuestro tiempo. Para este propósito se han seleccionado diversos temas relacionados que se desarrollan en los diversos capítulos de esta obra.

Como señalan los editores en la presentación, la obra colectiva quiere ofrecer criterios de reflexión y de actuación a los lectores, a la luz de las enseñanzas de la doctrina social de la Iglesia.

Se han estructurado los comentarios en tres partes. En la primera se presentan varios trabajos agrupados bajo el epígrafe Claves antropológicas y éticas del desarrollo humano integral. En ella se ofrece, en primer lugar, una visión de conjunto respecto al desarrollo humano integral (Melé) y un estudio en el que se presenta el amor en la verdad como el principio clave de la doctrina social de la Iglesia (Costa). Sigue un trabajo sobre la vocación de la persona al desarrollo humano integral (Martínez). A continuación se argumenta sobre la necesidad de recuperar la ley moral natural como ética común (Mauri). El papel de la técnica en relación con el desarrollo es considerado en el siguiente capítulo; en él se remarca, con la encíclica (capítulo VI), el riesgo de absolutizar la técnica y la necesidad de ponerla al servicio del desarrollo humano integral (Torralba). Concluye esta primera parte con un trabajo sobre el humanismo cristiano para nuestra sociedad (Cortés). En él, la autora se hace eco de la necesidad expresada por la encíclica de un verdadero humanismo y, en concreto, de la afirmación de que “la fuerza más poderosa al servicio del desarrollo es un humanismo cristiano.” (CV, 78).

En la segunda parte, se considera el entorno social, político y jurídico como exigencia y condicionante del desarrollo humano integral. Se tratan diversas cuestiones como la necesidad de consolidar el Estado de Derecho y las instituciones verdaderamente democráticas (Castellà), la naturaleza y papel de la autoridad política en el ámbito estatal y mundial (Baqués), los derechos y deberes humanos y su relación en la construcción de un orden internacional (Torroja), la libertad religiosa (Pérez-Madrid), la apertura y el respeto a la vida (Roqué), y la propuesta de la encíclica de establecer una alianza entre ser humano y medio ambiente (Albareda). Finalmente, se considera la emigración, y en concreto el desarrollo del emigrante (Sánchez-Runde).

La tercera parte está dedicada a la economía y la empresa en relación con el desarrollo humano integral. La lógica del don y su integración en la actividad económica, en lo que insiste la encíclica, es tratado desde la perspectiva de la economía y la empresa (Argandoña) así como de la iniciativa emprendedora (Prats). La justicia y la gratuidad, que son concreciones del amor en la verdad, son considerados a continuación en relación con la toma de decisiones, especialmente, aunque no exclusivamente en el ámbito económico y empresarial (Bastons). La sostenibilidad y la orientación al bien común es otra propuesta de la encíclica que ha sido analizada (Lozano), como también lo ha sido la relación entre empresa y mercado y el papel de la confianza (Pellisé). Por último, pero no por ello menos importante, se aborda la globalización, que debe realizarse en una cultura de fraternidad (Pastor), y la propuesta de ensanchar la razón (García-Durán) ante la interdependencia planetaria.

En resumen, un trabajo de especialistas que desea llegar a un amplio público interesado en profundizar en el contenido de esta encíclica social.

Miquel Masats i Roca

Comparte